57Tolentino S. y Caraballo S. Simulación numérica del ujo de aire.UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 21, Nº 82 Marzo 2017 (pp. 4-15)ISSN 2542-34015757ISSN 2542-3401/ 1316-4821Morales et al., La Formación en Valores en Educación Universitaria UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 26, Nº 113 Junio 2022 (pp. 57-64)ISSN-e: 2542-3401, ISSN-p: 1316-4821La formación en valores en educación universitaria, un recurso para la ética profesionalRecibido (15/03/22 ) Aceptado (03/04/22) Resumen: Se presenta un trabajo que describe la importancia de la ética en la formación académica de los profesionales, y resalta cómo los aspectos éticos de la persona son necesarios para la aplicación de la profesión en todas las áreas. Se realiza una revisión cuidadosa para descubrir aquellos aportes académicos y profesionales que han descrito a la ética como herramienta de integridad en la actitud de las personas, pero además como una consecuencia de los valores familiares, sociales, culturales del individuo.Palabras Clave: Formación profesional, valores humanos, ética profesional.Training in values in university education, a resource for professional ethics Abstract: A paper is presented that describes the importance of ethics in the academic training of professionals, and highlights how the ethical aspects of the person are necessary for the application of the profession in all areas. A careful review is carried out to discover those academic and professional contributions that have described ethics as a tool of integrity in the attitude of people, but also as a consequence of the family, social, cultural values of the individual.Keywords: Professional training, human values, professional ethics.Blanca Morales Palaohttps://orcid.org/0000-0001-9204-3400bmorales@unsa.edu.peUniversidad Nacional de San Agustín de ArequipaArequipa, PerúGerardo Adolfo Bedoya Zairahttps://orcid.org/0000-0003-2947-9804gbedoyaza@unsa.edu.peUniversidad Nacional de San Agustín de ArequipaArequipa, PerúDiego Rivera Caychohttps://orcid.org/0000-0002-1121-3998driveraca@unsa.edu.peUniversidad Nacional de San Agustín de ArequipaArequipa, PerúAlexander Jhonathan Paucar Ccallihttps://orcid.org/0000-0003-2620-7424apaucarc@unsa.edu.peUniversidad Nacional de San Agustín de ArequipaArequipa, Perúhttps://doi.org/10.47460/uct.v26i113.570
58Tolentino S. y Caraballo S. Simulación numérica del ujo de aire.UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 21, Nº 82 Marzo 2017 (pp. 4-15)ISSN 2542-34015858ISSN 2542-3401/ 1316-4821I.INTRODUCCIÓNLa historia de las sociedades ha estado condiciona-da a un conjunto de elementos asociados a su realidad contextual en tiempo y época, y a su realidad industrial y tecnológica. En numerosas ocasiones la ética es eva-luada desde el punto de vista médico, en los sectores de salud y aplicaciones médicas [1] . Sin embargo, en el sector académico la ética está muy relacionada con la con la conducta y las actitudes de los docentes también [2].La enseñanza de valores desde la infancia podrá asegurar mejores personas, tanto para su relación con otros individuos, como para su relación con el entorno, con la naturaleza y los seres vivos [3]. Es así como la enseñanza en valores favorece la formación humana y su comportamiento dentro de una sociedad cambiante.La formación de profesionales en todas las áreas aca-démicas, exige el reconocimiento del otro, la valoración del entorno y la integridad en las actividades propias de la profesión. El presente está colmado de una necesidad inmediata de resultados, lo que motiva muchas veces a buscar alternativas para la obtención de datos y caminos alternos para dar respuestas a los requerimientos en el menor tiempo posible.Las necesidades de respuestas rápidas, muchas ve-ces conducen a la falta de procesos éticos y a la conduc-ta indebida en muchos profesionales. De ahí que en este artículo se presente una revisión bibliográca de los cri-terios necesarios de la ética, que deben ser atendidos en la enseñanza universitaria para lograr una formación en valores apropiada, que garantice una conducta profesio-nal adecuada en diferentes escenarios.Para lograr esto se evalúan diferentes materiales cientícos que propongan aspectos sobre la formación en valores, y que además complementen la información con las conductas éticas asociadas a la actitud profesio-nal, se toman en cuenta las conductas humanas a lo lar-go de la historia y su interacción con las sociedades [4].Este trabajo está compuesto por cuatro secciones: en la primera se han descrito los aspectos básicos y el con-texto de la investigación, en la segunda se incorporan los fundamentos teóricos que sustentan el estudio, en la tercera sección se muestra la metodología, en la cuarta sección se exponen los resultados y nalmente se en-cuentran las conclusiones.II.LOS VALORES HUMANOS EN LA VIDA SO-CIALLa educación se forma en las personas a partir de su contacto con el entorno y con las demás especies, nace de forma natural y está estrechamente ligada a la cons-ciencia, a los sentimientos y a las formas de vida de las personas [5]. Los valores son la esencia de las personas para vivir en sociedad, por ende, la formación en valo-res no debe ser algo único de las instituciones religiosas sino en todos los centros educativos, sin distinción de edades. Pues los valores describirán las maneras en las que las personas se desenvuelven, y la manera en que actúa junto a sus semejantes, además será determinante para sus conductas laborales y profesionales.La educación tradicional es considerada como aque-lla compuesta de costumbres repetidas, prevalece en ella el método de Sócrates [6]. En la educación tradicio-nal destacan autores como Platón, Sócrates y Aristóte-les. Se concebía la educación como aquellos principios y conocimientos necesarios para la vida, para el con-vivir, de tal manera que se garantizaba una calidad de vida en sociedad. En algunos países como Atenas, estu-vo prohibido la formación militar, asociada a la guerra, y se hacía más énfasis en la formación matemática, en la escritura y la cultura. Sin embargo, en otros países como Esparta, la educación se centró en la formación de guerreros, militares, en las comunidades de soldados, no de forma individual, sino en forma colectiva, bata-llones para la guerra.Más adelante, en la edad media, prevalecía el analfa-betismo, y la educación estaba destinada para personas letradas, clérigos, y aquellos con estudios especializa-dos. La educación estaba centrada en el uso correcto del lenguaje, la poesía y las buenas pronunciaciones. Te-nía prioridad el humanismo y se establece la educación obligatoria para todas las personas.Luego, se establecen algunos conceptos cientícos de la educación, y se ubica al estudiante como eje fun-damental de la enseñanza [6]. Para esta época, se deba-ten varios criterios de la educación, sobre todo aquellos relacionados con la experimentación, y es así como na-cen las primeras universidades y el concepto de educa-ción superior.Con estos indicios, nace además la educación demo-cratizada, e inician los procesos de la educación pública obligatoria, se da relevancia a la personalidad de los es-tudiantes y se enfatiza en el entorno para la valoración de la educación [7]. La educación está estructurada en aulas con un profesor mayoritariamente, al frente de sus estudiantes. La evaluación se enfoca en la medición de habilidades y aptitudes, que consiste en distribuir a los estudiantes alguna prueba, la cual deberán elaborar de forma individual, y supervisada rigurosamente por el docente. La penalización por copia o intento de copia, es castigada con severidad. Aquí se observa una forma-ción en valores, aunque condicionada a la época, donde el rigor académico estaba asociado a la enseñanza en valores, la integridad de los estudiantes y el respeto ha-Morales et al., La Formación en Valores en Educación Universitaria UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 26, Nº 113 Junio 2022 (pp. 57-64)ISSN-e: 2542-3401, ISSN-p: 1316-4821
59Tolentino S. y Caraballo S. Simulación numérica del ujo de aire.UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 21, Nº 82 Marzo 2017 (pp. 4-15)ISSN 2542-34015959ISSN 2542-3401/ 1316-4821Morales et al., La Formación en Valores en Educación Universitaria cia el docente.La educación en el siglo XXI está centrada en el uso de las herramientas tecnológicas, se utilizan de forma libre diversos softwares que aportan de una u otra ma-nera al desarrollo de las clases, al mejoramiento de los procesos educativos, al alcance hacia personas menos favorecidas, y a las oportunidades para aquellos que trabajan. El uso de las tecnologías de la información abre las puertas a unas posibilidades insospechadas [8], desde cursos remotos, como prácticas de laboratorio a distancia, integración de estudiantes multiculturales, aprovechamiento de docentes y de recursos en diversi-dad de espacios. A pesar que se presentan importantes cambios, no se establece una losofía determinada.La educación ha sufrido cambios importantes des-de sus inicios, la modernidad ha traído consigo, en muchos escenarios, la desvaloración del docente y el irrespeto hacia el sistema educativo, con metodologías que pretenden comprender al estudiante por encima de los valores que este debería tener. Sin embargo, en este documento se analizan las diferentes posturas de la edu-cación y cómo los valores son necesarios e indispensa-bles para el futuro profesional.A.Valores humanosLos valores humanos son innatos en las personas, son perdurables y se pueden aplicar en cualquier con-texto social estándar. Esto signica que los valores prin-cipales como el respeto, la bondad, la tolerancia, la paz, la justicia, la equidad, la responsabilidad, la honestidad, entre otros, son reproducibles en todos los países, y son trasmitibles de generación en generación sin caducidad.Los valores en la educación deben ser algo funda-mental, y no debe ser algo exclusivo de la formación religiosa, sino de todos los espacios de formación, des-de la infancia hasta la adultez. Pues, la aplicación de valores en la vida cotidiana y en el ejercicio de la pro-fesión, serán determinantes para la vida en familia y la vida laboral.La personalidad, los valores familiares y la cultu-ra inuyen en los valores del individuo. En ocasiones una riqueza de valores proviene de una formación fa-miliar nutrida y un contexto social culto, con buenas bases sólidas en valores. Sin embargo, cuando un adulto tiene pocos valores, es probable que sus realidades y vivencias no le hayan permitido desarrollarlos apro-piadamente. Esto permite armar que la formación y la educación en valores debe ser un eje central en todos los escenarios educativos.B.Los valores en ambientes universitariosSi imaginamos un mundo con profesionales sin va-lores de ningún tipo, encontraremos una anarquía social desequilibrante y desquiciante que solo puede conducir a la destrucción y el retraso social. La formación en va-lores produce personas más seguras de sí mismas, más exibles para el trabajo en equipo, para la integración cultural y para el desarrollo cientíco en diferentes in-dustrias.Los valores forman parte del eje de la subsistencia humana, ya que de ellos dependen las conductas socia-les. Una sociedad xenofóbica, por ejemplo, solo ree-ja una escasez de valores y de tolerancia, una sociedad agresiva reeja escasez de valores de respeto, y de esa forma se establecen los elementos del gentilicio y de las naciones, cuando los valores condicionan los ambientes naturales de la sociedad.La formación de profesionales universitarios, es una responsabilidad de las instituciones de educación supe-rior. Y el compromiso debe ser no solo con el individuo, sino con la industria, los sectores profesionales y la na-ción en general. Por ende, un profesional con habilida-des técnicas propias de su área de estudio no tendrá la misma aceptación si no tiene valores humanos que lo hagan receptivo en entornos sociales.Las universidades deberán centrar sus esfuerzos en los valores humanos que serán los ejes fundamentales de la ética profesional. Es a veces complejo establecer los parámetros éticos de la conducta profesional, por-que en su mayoría están asociados a la ética personal y la ética social. Pero sustancialmente son lo mismo, pues la ética personal va a ser clave para todos los demás aspectos éticos de la conducta.En los estudiantes la ética suele estar en juego a diario, porque las complicaciones aparentes de los en-tornos educativos, parecen rozar constantemente de la ética, para simplicar procesos, para facilitar trabajos, para tener tranquilidad en las exigencias académicas. Pero todo este complejo mundo de los estudiantes, no es tan sencillo de conducir, porque están inmerso en esas conductas los valores familiares y la cultura y conducta del entorno. Y es aquí donde la educación juega el rol más importante (g.1).UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 26, Nº 113 Junio 2022 (pp. 57-64)ISSN-e: 2542-3401, ISSN-p: 1316-4821
60Tolentino S. y Caraballo S. Simulación numérica del ujo de aire.UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 21, Nº 82 Marzo 2017 (pp. 4-15)ISSN 2542-34016060ISSN 2542-3401/ 1316-4821Como se observa en la g.1 un estudiante está normal-mente cargado de tareas, actividades, exigencias académicas, que por lo general requieren de amplios conocimientos en el tema, y largas horas de trabajo. Sin embargo, dependiendo de los valores de cada persona y de los valores familiares y so-ciales donde esté inmerso, estas necesidades serán cubiertas con empeño, dedicación, esmero y esfuerzo para cumplir con todo lo que sea necesario para su formación profesional. Si estos valores familiares y sociales no están bien denidos, la persona actuará de mala manera con mucha facilidad, y po-drá incumplir con sus deberes utilizando excusas y mentiras o cumplirá con ellos a través de la copia y reproducción de otros trabajos de otros compañeros. Dependiendo de las costumbres que elijan los estudiantes, su conducta profesional estará sesgada por actitudes poco éti-cas o por actitudes éticas, y de alguna forma esto repercutirá en los resultados profesionales de la industria o lugar de tra-bajo. Perjudicando no solo al individuo sino a sus compañe-ros, a su universidad de origen, a su familia.III.METODOLOGÍAEste trabajo se realizó mediante la metodología de aná-lisis de contenido. Se han analizado dos documentos funda-mentales, el texto de Larios [4] y el documento realizado por Schmelkes [9], ya que muestran un panorama de la educación de 26 años, lo que permite hacer un recorrido importante en las diferentes etapas de la sociedad.La g.2 describe los aspectos más relevantes de la inves-tigación realizada, el proceso por el cual se han realizado las diferentes evaluaciones de contenido.Morales et al., La Formación en Valores en Educación Universitaria UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 26, Nº 113 Junio 2022 (pp. 57-64)ISSN-e: 2542-3401, ISSN-p: 1316-4821Fig.1. La educación en valores y las repercusiones que ocasionan en los profesionales.Fuente: propiaFig.2. Fases de la investigación, metodología de análisis de contenido.Fuente: propia
61Tolentino S. y Caraballo S. Simulación numérica del ujo de aire.UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 21, Nº 82 Marzo 2017 (pp. 4-15)ISSN 2542-34016161ISSN 2542-3401/ 1316-4821Morales et al., La Formación en Valores en Educación Universitaria Selección del tema: considerando los objetivos de la investigación se han establecido los criterios primordia-les del tema de estudio, esto es, que el objetivo principal es analizar y conocer los criterios éticos de las profe-siones y la importancia de la formación universitaria para lograr individuos éticos en sus áreas de desarrollo profesional. De ahí que el tema de estudio se asociara a estas variables.Selección del material bibliográco y académico: en vista de la amplia variedad de material relacionado al tema, fue necesario establecer los criterios de inclusión más relevantes, que comprenden la fuente de publica-ción, por ende, se han tomado en cuenta los documentos de artículos cientícos de revistas reconocidas y catego-rizadas por bases de indexación como Scopus y Scielo.Revisión del contenido seleccionado: en esta fase de la investigación, se consideró la revisión de los artí-culos cientícos, en primer lugar, se revisaron aquellos que tuvieran áreas similares al estudio, luego se eva-luaron aquellos que aportaran a la investigación por su carácter organizativo y ubicación temporal, quedando como principales documentos de análisis los referencia-dos en [9] y [4].Comparación de contenidos: en esta fase se han eva-luado los dos documentos seleccionados, con el n de conocer las posturas de los autores a lo largo del tiempo, y poder generar resultados para la época actual y las realidades del presente, tomando en cuenta los criterios sociales que viven los estudiantes en la modernidad.Análisis sistemático y bibliográco: en esta fase la investigación estuvo centrada en la comprensión de resultados, para establecer las conclusiones más opor-tunas que puedan ofrecer alternativas para las mejoras en la formación académica universitaria, desde las pers-pectivas de los valores y la ética para los profesionales del futuro.IV.RESULTADOSA.Análisis de contenido de Larios[4]La educación en valores es una necesidad de las so-ciedades, para la generación de profesionales y de in-dividuos aptos para mejorar los entornos sociales. La formación en valores es un compromiso de todos los sectores educativos, además de la formación moral, cí-vica y de formar para la vida [4]. Así, las nuevas refor-mas educativas de las naciones deben ir en pro de la formación de sociedades más equilibradas, de respeto y de integridad entre sus habitantes. La defensa de las leyes naturales, y de la conservación de la vida en todos sus aspectos, debe ser parte de estos valores impartidos.En la valoración de las ideas propuestas por Larios [4] destacan la necesidad de educar en valores como un aporte para la formación integral de las personas, to-mando en cuenta que los valores no se enseñan y apren-den de la misma manera que las habilidades técnicas y el conocimiento en general. Los valores se asocian a la personalidad y al comportamiento, se expresa a través de la conducta y de las intenciones individuales de los individuos, de sus voluntades, y por ende, es una labor mutua entre profesor y estudiante, quienes deben tener la aceptación del cambio y de la mejora en la enseñanza docente y en las acciones del estudiante.El trabajo desarrollado por el autor, considera la re-levancia de algunos criterios para el análisis de la edu-cación en valores, que fueron contrastados y analizados a partir de lo establecido por en los modelos teóricos de Kohlberg y en los elementos académicos del Modelo Formación en valores: i) Autoconocimiento (el valor de conocerse y respetarse así mismo en su entorno) y ii) Necesidades y Valores (los valores diarios con base en su contexto) [4] (Tabla 1).Tabla 1. Constructos considerados para la evalua-ción de la formación en valores.Fuente: [4]La formación en valores no solamente afecta a los estudiantes sino además a los docentes que componen dicha estructura académica, ya que pueden reforzar sus UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 26, Nº 113 Junio 2022 (pp. 57-64)ISSN-e: 2542-3401, ISSN-p: 1316-4821ConstructoIndicadorAutoconocimientoAutoestimaAutoconocimientoPersonalidadCreenciasNecesidades y valoresSaludBienesmaterialesAmorAmistadSeguridadLibertadCreatividadConocimientoBellezaEstimaPertenenciaaungrupoTrascendenciaBien
62Tolentino S. y Caraballo S. Simulación numérica del ujo de aire.UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 21, Nº 82 Marzo 2017 (pp. 4-15)ISSN 2542-34016262ISSN 2542-3401/ 1316-4821intereses individuales en cuanto a la percepción del edu-cando y las necesidades de formación. Además, contri-buye a la autovaloración, la autoestima, el optimismo y la aplicación de los mismos en el entorno educativo.El autor señala que otro aspecto fundamental en las personas, es el valor de la seguridad, y esto corresponde a la necesidad de sentirse protegido, tanto física como emocionalmente [4]. Recibir reconocimiento por los logros es algo también necesario en la vida, en la par-ticipación de grupos, y permite motivar a las personas a mejorar, a crecer, a continuar en la formación acadé-mica.B.Análisis de contenido de Schmelkes [9]La formación en valores resulta una necesidad im-portante en los sectores educativos, pues los nuevos tiempos vislumbran un debilitamiento de la estructura de valores, causados principalmente por los siguientes factores:1.Cambio de la estructura familiar, este aspecto comprende la necesidad de ambos de trabajar y las ten-dencias de divorcios familiares en los últimos tiempos.2.Inuencia de los medios de comunicación en las personas, no necesariamente para fortalecer valores sino para distorsionar algunas conductas familiares y sociales.3.Distanciamiento de la escuela con la comunidad, esto comprende la ruptura de la participación de la es-cuela con los sectores sociales.4.Los movimientos humanos que integran culturas y costumbres, deben verse como una oportunidad de crecimiento y de integración en vez de considerarse como una razón de tensión y preocupación, por ende, la formación en valores, debe abrir paso a la educación multicultural y a la tolerancia de las diferencias.5.La educación en valores debe abrir el camino a la tolerancia a las diferencias religiosas, sexuales, cultu-rales, y en el presente no es concebible la xenofobia, la homofobia, la discriminación de ningún tipo.La autora señala la importancia de los centros edu-cativos para la formación en valores, aun cuando gran parte de los valores se forman en la familia, las institu-ciones educativas son las principales fuentes para esta labor, en principio por la masicación que tienen las instituciones y en segundo lugar por el impacto que es-tas hacen en las sociedades[9].Sin embargo, si las instituciones no tienen la inten-ción explícita de formar en valores, se convierten en fal-sos neutros de la impartición de valores [9]. No hay ma-nera que una educación real, en cualquiera de las áreas educativas, formativas y profesionales, esté exenta de la formación de valores, y de la práctica en valores.Por su importante labor social, se puede decir que una institución que no forma en valores, no puede apor-tar al mundo un profesional integral, sino que serán humanos incompletos y profesionales no aptos para su integración en los sectores industriales en todas sus ca-tegorías.La formación en valores deberá integrarse como há-bito en las instituciones educativas y deberá ser parte de las familias en general, para que su efecto sea masivo y eciente. Las separaciones entre educación y familia no son las más idóneas para las sociedades futuras que se desean alcanzar.C.Los valores y la ética profesional en el mundo modernoLa ética en el ejercicio de la profesión está ligada inevitablemente a la formación académica y familiar de las personas, por ende, son los centros educativos los que deberán incluir de forma clara y precisa la forma-ción en valores, que conduzcan a la generación profe-sional de humanos integrales e íntegros. Algunos autores [10]señalan que las discusiones en-torno a la pedagogía no se corresponde con las aplica-ciones disciplinarias sino a la ética, “que plantea bases abiertas para establecer proyectos educativos compren-sivos e integradores de las diversas dimensiones del ser humano. Por ello, la condición crucial del debate pedagógico es construir la comunicabilidad, la partici-pación, el diálogo, la educación como una “esfera pú-blica””[10].La revisión realizada permite establecer que los tiempos modernos son críticos para la formación en va-lores y ética, ya que los entornos familiares se han visto cambiados, y los estudiantes suelen pasar gran parte del tiempo solos, expuestos a entornos sociales diversos, y a necesidades de atención y de valoración. Las redes sociales actuales inuyen de forma exagerada en la ac-tividad social, lo que pudiera ser una ventaja si es bien aprovechada, pero la historia ha demostrado que es más bien una desventaja, que promueve el irrespeto en las actividades académicas, desde uso del celular mientras el docente habla, hasta copia de tareas y documentos como tesis y proyectos profesionales.El presente resulta preocupante porque no parece ser malo el irrespeto, tampoco se ve mal la corrupción des-de la escuela, la copia de tareas, la réplica de trabajos sin citación, el robo de trabajo intelectual, entre muchas otras acciones, que se han vuelto tan comunes que no se ven las costuras del delito que representa. Se hace una práctica tan común que ya no es un antivalor.Los centros educativos no pueden ser neutrales ante los valores que deben tener los profesionales, y que se-Escalante et al., Evaluation of Ergonomic Models and Methods Applicable UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 26, Nº 113 Junio 2022 (pp. 57-64)ISSN-e: 2542-3401, ISSN-p: 1316-4821
63Tolentino S. y Caraballo S. Simulación numérica del ujo de aire.UNIVERSIDAD, CIENCIA y TECNOLOGÍA Vol. 21, Nº 82 Marzo 2017 (pp. 4-15)ISSN 2542-34016363ISSN 2542-3401/ 1316-4821Morales et al., La Formación en Valores en Educación Universitaria rán parte de las familias del futuro.V.CONCLUSIONES1.La formación en valores es fundamental para lo-grar individuos integrales que aporten de forma positiva a las nuevas sociedades, que integren grupos profesio-nales éticos y responsables para el desarrollo de las na-